La Plataforma Argentina de Organizaciones Sociales para la Integración Regional y la Incidencia en el G-20 (PLARSUR) se pronunció frente al conflicto actual del país con los fondos buitres. A continuación, compartimos el comunicado:

La Corte de los EE.UU. falló (Sí, falló)
La Corte Suprema de los EEUU ha decidido dejar en manos del Juez Griesa la cuestión del pago a los Fondos Buitres. Falló en contra de lo planteado por la República Argentina.
El asunto tiene una larga historia. El mundo – el sistema financiero- se ha movido por la fuerza e imposición del endeudamiento y, el imperialismo ha sido una herramienta de los intereses de los bancos y los prestamistas para imponerse a todos los gobiernos.
Bajo la máscara de “contribuir al desarrollo de los países” o “superar las dificultades y las crisis”, los bancos han prestado dinero que finalmente terminan siendo un cepo a la soberanía de los pueblos, y un negocio de los negociadores internacionales de estos fondos. De cooperación poco, de estafa, mucho.
Los mecanismos de renegociación financiera (Blindaje, Plan Brady, Megacanje) licuaron hasta la identidad de los tenedores de los bonos y generaron una situación jurídica de alta complejidad. A esto se sumó la combinación entre la deuda pública y privada y la interna y externa. Un galimatías de casi imposible salida. La solución que propuso nuestro país en su momento fue, sin duda, la mejor que Argentina tenía por delante. Y así fue posible, en relativamente pocos años, ir saliendo de esta trampa, con crecimiento, empleo e inversión para fortalecer la economía nacional.
Ante el anuncio del fallo de la corte de los EEUU no se puede estar en posiciones ambiguas o situaciones difusas. O se apoya al país claramente o se lo traiciona. Porque no es posible hablar de otra manera. No estamos hablando de nimiedades, caprichos o sutilezas. Está en juego la soberanía popular de la Nación.
Estamos enfrentándonos con el corazón del sistema financiero global. Ese que no tiene piedad con los pueblos y que no duda en sacrificar a quien sea con tal de hacer cumplir con sus principios y normas. Ese que no tiene nacionalidad sino solo intereses y que su gran objetivo es el multiplicar al dinero sin mediarlo por el trabajo de ningún tipo.
Argentina aceptó los tribunales de New York como árbitros en los posibles conflictos con este sistema financiero. Pero no fue una aceptación libre sino impuesta por las condiciones de negociación en momentos de suma debilidad y fragilidad.
La situación actual nos debe permitir construir muchos aprendizajes para el futuro. Pero en el presente nos debe encontrar unidos para enfrentar las consecuencias de este fallo que no es un fallo en contra del Gobierno. Es un fallo que busca imponer los principios del capitalismo más salvaje como una lógica irreductible que debe ser respetada en el mundo, cueste lo que cueste y caiga quien caiga.
Es por ello que desde la Plataforma Argentina de Organizaciones Sociales para la Integración Regional y la Incidencia en el G-20 (PLARSUR), CONVOCAMOS a todas las diferentes organizaciones sociales, sindicales, religiosas, empresariales y otras a PRONUNCIARSE repudiando el fallo de la Corte de EE.UU. y abroquelarse en defensa de la soberanía y la dignidad nacional

PLARSUR (Plataforma Argentina de Organizaciones Sociales para la Integración Regional y la Incidencia en el G-20)