Somos personas y grupos con distintas trayectorias en relación a la educación y los derechos: en instituciones educativas, organizaciones sociales, grupos y comunidades cristianas, espacios ecuménicos, en los barrios, los pueblos, en casa. Todos apostamos a la educación y la formación como herramienta para la concreción un país con inclusión, tolerancia, justicia y sueños colectivos.

Por eso repudiamos fuertemente la designación y sostenimiento de Abel Posse en el Ministerio de Educación de la Ciudad de Buenos Aires. Son conocidas sus posiciones antidemocráticas, autoritarias e intolerantes sobre temas centrales para la vida en democracia y el ejercicio pleno de los derechos humanos. En reiteradas ocasiones en los últimos años se ha expresado públicamente a favor de los represores de la última dictadura militar y ha cuestionado los juicios por delitos de lesa humanidad. Es fundamental un pronunciamiento contundente y unívoco de la ciudadanía ante esto; redoblado frente a la ratificación y apoyo sordo de parte del Jefe de Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires hacia Posse, sus antecedentes, sus dichos y sus concepciones ideológicas.

La gravedad de la situación radica ante todo en sus implicancias: La insistencia en un estilo de gestión y un hacer de la cosa pública –en todas sus áreas– marcadamente en contra de los intereses de las mayorías, que recicla lo peor de las horas más trágicas de nuestro país.

Invitamos a adherir a este repudio y a sumarse a las iniciativas en contra de esta designación para exigir un cambio de rumbo a una política pública que riesgosamente es cada vez menos pública y menos política. En particular en un área tan central como la educación, en donde se juega la posibilidad -actual, no sólo futura- de nuestros niños, niñas, adolescentes y jóvenes, de la sociedad toda, de ser protagonistas de la vida en democracia.

Centro Nueva Tierra & Colectivo Ciudadanía