Compartimos, de cara la marcha del 3 de junio «ni una menos», un texto de Mercedes Navarro que trata sobre el sacrificio del cuerpo de las mujeres en la Biblia.

Para algunos podrá parecer un texto para especialistas, y lo es. Entendemos sin embargo que en este núcleo, en la Biblia y en otros núcleos fuertes que sostienen los argumentos y concepciones religiosas, hay una tarea pendiente, que incluye o afecta, de una manera u otra, a todos; núcleo que es tan urgente como fecundo abordar. Porque siempre que permanezcan activos e intocados, seguirán irradiando razones, fortaleciendo imágenes, legitimando situaciones y proponiendo argumentos que naturalizan los hechos y los relatos donde las mujeres son asesinadas.

En los textos que se analizan -en el libro de los Jueces- las mujeres permanecen en el marco patriarcal, pero desafían desde allí las expectativas de género puestas sobre ellas. Al proyectarlas como modelo, Mercedes Navarro pone nombre a las anónimas, cambia las perspectivas, se adentra en las trampas del relato y asume el desafío narrativo: implicarse en la interpretación de la historia, en términos propiamente narrativos. Detecta y nombra actos de resistencia, de palabras de mujeres que sostienen su vida. Evita asimismo los planteos simplistas invitando a revisar las relaciones entre víctima y verdugo, culpa e inocencia, repensando sus complejidades y desafíos.

Sabemos que hay mucho por hacer. Sabemos también que mientras la cuestión religiosa no sea abordada, seguirá siendo determinante en éstas y en todas las violencias. Asimismo, el modo de acercarse a esta dimensión de la cultura, del poder y de la política, de la vida cotidiana y de los modos de dar sentido a lo que sucede, no puede ser lineal, revisible, o meramente descalificador: como si se soñara una liberación que mera y simplemente deja atrás lo religioso (como si lo religioso no pudiera volver y afectarnos de todos modos, con otros ropajes y bajo otros dispositivos y narraciones que eventualmente no use ni el lenguaje ni los símbolos propiamente considerados «sagrados») más bien, entendemos que hay que entrar en este campo minado y complejo, activo y resbaloso, pero real y efectivo, donde los textos sagrados, la religión y las justificaciones religiosas del sacrificio puedan ser interrogados para atravesar las situaciones límite y ver más allá.

Equipo Nueva Tierra

 

 

Texto de Mercedes Navarro Puerto:

SacrificioCuerpoFemBibliaHebrea-MercedesNavarro