En los últimos días, cuatro productores rurales de la zona Paraje Dos Hermanas están siendo presionados e intimidados para abandonar las tierras que trabajan desde hace más de 20 años. Una de las productoras que forman parte de este grupo fue detenida este 27 de diciembre. 

Los productores afectados son feriantes que con su trabajo abastecen de verduras a la totalidad de los mercados de la localidad de Bernardo de Irigoyen, provincia de Misiones. Los hechos El día martes 29 de noviembre, un agrimensor acompañado por la policía ingresa con la intención de mensurar las chacras de los cuatro productores mencionados. El agrimensor fue contratado por Joao Fagundez de Oliveira, ya que estas tierras formarían parte de un negocio inmobiliario especulativo propiciado por este último en tierras en situación irregular, que eran propiedad de Joison. El operativo fue llevado adelante por un oficio propiciado por el Juez Saldaña, en una causa titulada “turbación de la ocupación”. Sin embargo los productores poseedores de la tierra nunca fueron informados por el juzgado de tal situación. Ante la reacción que se generó en la comunidad, el agrimensor se retiró junto con la policía. Cabe aclarar que los feriantes, son integrantes de la Unión de Trabajadores Rurales (UTR), que trabajan las tierras afectadas desde hace más de 20 años y que están financiados por el Programa Proalimentos del Gobierno de la Provincia de Misiones y por el Ministerio de Agricultura de la Nación, además de recibir asistencia técnica del INTA desde hace más de 10 años. De averiguaciones practicadas surgió que había una causa por “turbación de la ocupación” a cargo del juez Roberto Horacio Saldaña, Juez de Instrucción Nº 1 de Eldorado. Curiosamente los colonos supuestamente imputados nunca fueron notificados de la iniciación de la causa, aún cuando la carátula señala que fue iniciada en 2009. Menos aún, los supuestos imputados fueron escuchados en declaración indagatoria. Cuando el mismo martes 29 de noviembre concurren al Juzgado acompañados por su abogado el Dr. Ramón Enríquez, no pudieron acceder al expediente, porque se informo que el mismo estaba en Fiscalia, por lo que “a ciegas” presentaron un escrito intentando frenar la inverosímil orden de que mensuren sus tierras sin siquiera ser notificados de la apertura de la causa y menos aún oídos sus derechos. El día 2 de diciembre regresa a la zona otro agrimensor acompañado por la policía irrumpiendo nuevamente en la propiedad de los productores y marcando los senderos para la mensura, amenazando con cortar los alambres y maltratando verbalmente a la esposa de unos de los agricultores mientras éstos se encontraban comercializando sus verduras en el pueblo. Frente a esta situación de atropello, el Foro de Organizaciones de la Agricultura Familiar (FONAF) y la UTR se encuentran trabajando para ayudar los trabajadores y familias afectadas. Por otra parte, ya se encuentran informados de la situación y tratando de dar solución autoridades municipales, provinciales y nacionales. También, se han solidarizado con la situación las organizaciones integrantes del FONAF. Es importante destacar que estos hechos no sólo afectan la labor productiva y el sustento económico de estos trabajadores sino que atentan contra el abastecimiento de verduras de toda la localidad de Bernardo de Irigoyen.