Desde el lunes 17 de Octubre hasta mediados de Noviembre numerosas organizaciones de la sociedad civil en todo el mundo lanzamos la campaña mundial “Una mejor ayuda para el mundo que queremos”.
En vísperas del próximo Foro de alto Nivel sobre la Eficacia  de la Cooperación al Desarrollo, a realizarse en el próximo mes de Noviembre en Busan, Corea del Sur, convocamos al apoyo público de la sociedad civil para pedir que se cumplan los compromisos políticos acordados. Firma la petición aquí

Aunque los países se vienen dando reformas para ser más eficaces en la ayuda, las organizaciones de la sociedad civil  creemos que todavía debe darse un cambio que replantee la eficacia de la ayuda en términos de eficacia del desarrollo.
Mientras que la eficacia de la ayuda está definida en términos tecnocráticos y despolitizados, y medida en términos de eficiencia en su entrega, la eficacia del desarrollo coloca a los derechos humanos, la justicia social, la equidad de género y la sostenibilidad ecológica en el centro. Este marco desafía todos los actores del desarrollo –donantes, gobiernos de los países, OSC y comunidades- para promover un cambio sostenible que responda a las causas fundamentales, así como a los síntomas de la pobreza, la desigualdad y la marginación.
La cooperación Sur-Sur aparece como una esperanza de nuevas relaciones entre países y pueblos para la promoción del desarrollo.
Durante la década de 1950, la Cooperación Sur-Sur (CSS) surgió en el contexto de la lucha común de las antiguas colonias para la verdadera independencia y el desarrollo.
En 1955, la Conferencia Asia-África celebrada en Bandung, Indonesia, reunió a 29 países de ambas regiones para promover la cooperación económica y cultural “en la base del interés mutuo y el respeto de la soberanía nacional”. La Conferencia de Bandug emitió una declaración de 10 puntos sobre la “promoción de la paz mundial y la cooperación”, que siguen siendo muy pertinentes en el sistema de cooperación actual, no sólo para la cooperación sur-sur, sino para la relaciones internacionales en general (ver Declaración de Bandung).
Las OSC pedimos, además, que esta cooperación  se oriente por criterios de transparencia, responsabilidad mutua y participación ciudadana. Es crítico no repetir las falencias y desaciertos que la cooperación tradicional ya viene corrigiendo; es aconsejable acoger los principios de la Declaración de París como un punto de referencia para la gestión de la CSS.
Para mayor información sobre la Cooperación Sur Sur, visitar The Reality of Aid.
Para informarse sobre la eficacia del desarrollo, recomendamos la lectura delManual IBON sobre la AOD y la eficacia del desarrollo.
En el Foro de Alto Nivel sobre Eficacia de la Cooperación en Busan, se reunirán representantes de numerosos países de todo el mundo para evaluar el desempeño en sus compromisos acerca de la eficacia de la cooperación, así también para consensuar nuevos compromisos en los próximos años.
Por este motivo, resulta de vital importancia que la sociedad civil se involucre para demandar compromisos más efectivos.
Para mayor información sobre la Campaña «Mejor Ayuda para el mundo que queremos»  y las instituciones involucradas, consultar en encuentro de ongs Sección Otros.