El día 9 de mayo se realizó, en la sede del Centro Nueva Tierra, el encuentro de análisis político “Los desafíos que vienen. Composición de escenarios y criterios de/en la acción”. Participaron referentes de organizaciones y grupos que trabajan con el Centro Nueva Tierra en diferentes espacios e iniciativas en distintos lugares del país: Jujuy, Formosa, Mendoza, Córdoba, Río Cuarto, Salta, Bariloche, Buenos Aires.

1237

Con diversidad de miradas y algunas claves en común, se hizo una interpretación del momento político actual desde distintos puntos de vista y en torno a diferentes ejes, en la búsqueda de esquemas para la comprensión, la producción de sentido y la acción colectiva.
Néstor Borri, director de formación del Centro Nueva Tierra, se refirió a la naturaleza y las expectativas en torno a la jornada: “Este es un tipo de encuentro y de reunión que, en algún sentido, hace bastante que no hacemos. Algo que en otras épocas hubiéramos llamado encuentro de análisis de la realidad o de coyuntura. La inadecuación de llamar hoy un encuentro así tiene que ver con el hecho de que la realidad está atravesada por el tiempo y nosotros también atravesados por ella. Por eso, el trabajo no es tanto diagnóstico objetivante, sino, de indagación desde nuestra inserción y en movimiento”. Y definió: “Se trata de un ejercicio compartido de construcción y reconstrucción de los escenarios en el que no nos sentimos espectadores; estamos adentro de una manera particular y compartida. Un ejercicio de asumirnos en un contexto con un tipo de protagonismo, esperanza, responsabilidad y posibilidades que hace más de 10, 20 o 30 años no se presentaban de la misma manera”.

4568

El 10 de mayo, los equipos del Centro Nueva Tierra permanecieron reunidos en la Ciudad de Buenos Aires, en la sede de la calle Piedras, y continuaron con un trabajo de planificación y desarrollo orientado a las diversas líneas de trabajo planteadas para el 2014.

9111213

Criterios para pensar: cuestiones epistemológicas y horizonte político

Pensar la política porvenir

Néstor Borri

1. Sentido de la tarea, subjetivación

Un tipo de análisis y de reflexión centrado más bien en el sentido de la tarea y su encantamiento, y no tanto en la toma de consignas. Con una apuesta por la productividad de las consignas. Consignas significativas. Que se canten de nuevo pero no se repitan.

2. Articulación, construcción colectiva

Un planteo que vea la acción como tarea, la tarea como construcción, la construcción como subjetivación ( como constructora actores). Actores / sujetos resultantes de la tarea, que vuelven a encontrarse en el campo y la trama de la acción cotidiana, de la pluralidad de acciones t espacios. En este sentido, y en este ir y venir y reencontrarse, un pensamiento que intenta ser estratégico.

3. Inteligibilidad
La asunción del desafío de construir la inteligibilidad del momento. Una manera de comprender el momento que vivimos, que vive el país, la sociedad, que atraviesa el escenario y nuestras prácticas. Invitación a completar, a complejizar, mejorar y volver a apostar a construir sentido y no quedarse con lo construido. Apostar a una inteligencia colectiva mayor de lo que está viviendo nuestra sociedad. Una vivencia colectiva sostenida por una comprensión
colectiva.

4. Intervención
Análisis que toma como punto de partida la intervención. No es un análisis diagnóstico, está sostenido en la intervención. No puede ver desde afuera y está llamado a dirimir conflictos. Sostenido, orientado y constituido en y por la intervención. No es diagnostico, no espera ni busca el tipo de objetividad que sólo puede lograrse con la distancia, sino que se quiere constituir diferencialmente en el campo de las decisiones a tomar, cuyas alternativas no existen objetivamente previamente al pensamiento. No diagnóstico, no opinión, no objetividad- simple (mas radicalmente, no objetividad)

5. Inspiración
Un tipo de análisis que quiere ser inspiración para construir lo espiritual del momento. Como lo decía Marx: el espíritu de un momento político, de una inflexión histórica. Viendo la inspiración como una cuestión crudamente materialista, en el más trascendente de los sentidos. Que pueda inspirar y generar una conspiración –con la ambigüedad propia de la palabra, de conjura para forzar un escenario, de fuerza de pocos, y de respiración conjunta, colectiva, ampliada. En este sentido, con la pregunta sobre el significado la cuestión del número, de la escala a la hora de pensar y a la hora de la política. Con materialidad y trascendencia. También, conspiración: respirar juntos para tramar, pensar juntos en una clave que puede sostener colectivos más grandes.

6. Porvenir
Un análisis centrado en lo venidero, en el por-venir. No en el mero sentido del futuro cronológico o de la prospectiva, sino lo que viene, lo venidero: lo que se puede crear y lo que nos llama desde más allá de los límites del tiempo lineal. Compartir un deseo y una disposición para orientar-se, orientar- nos, orientar, En el sentido de ver por dónde viene el tiempo, y tan literalmente como ver “por dónde amanece”. Hacer todo el recorrido desde esa formulación evocativa, en el análisis de políticas públicas, de situaciones sociales, de relaciones fuerza, de nudos y configuraciones hegemónicos, de lo electoral o cualquiera de los ámbitos o dominios en los que estamos involucrados .

7. Poética productiva,práctica
Hacer un análisis, construir un escenario es también construir una poética para la política y para la praxis. Una poética productiva, una poética poética, para nosotros y para otros. El tipo de inteligencia de información, de racionalidad, sostenido por enunciados, que hay que poner para poder construir y para construir las posibilidades construir. Construir a los contrictores y las condiciones de construcción,. Tiene el carácter de una narrativa poética tanto como el de una conceptualización rigurosa. Palabras que corten , que encuentren , y que enciendan.

8. Silencio, ruido
Construir no tanto una voz más sino más bien una voz “menos”. Una voz que (nos) reste ruido y que eventualmente reste ruido a otros. No es que falten análisis, es que quizás sobreabundan. En algún punto acotar el ruido y producir cierto silencio que nos permita dar sentido a la acción. Que nos permita intervenir y tomar decisiones. Este aspecto, como los otros, con la conciencia de estar insertos en una trama de actores, de tener posiciones tomadas respecto a ciertas lecturas del momento y de los actores, que en muchos ámbitos y desde diferentes tradiciones, leen en este momento un omento de acción y de exigencia, de apuesta y de desafío para garantizar futuros y continuidades, para permitirse y abocarse a cambios y profundizaciones , para aprender de lo avanzado . Hacer una depuración exigente del propio pensamiento, de la reflexión y la palabra, para construir un discurso orientador que se suma a otros actores que desde ámbitos políticos diversos y al mismo tiempo confluyentes, pero heterogéneos, debemos buscar juntos aportar a una construcción social y política que nos trasciende.

9. Situación
¿Cómo construir o ir construyendo con un discurso situado en este momento de Argentina, de la sociedad, de América latina y de cada espacio en el que estamos, que asuma los dilemas propios del momento y al mismo tiempo los trascienda? ¿Cómo construir la coherencia, la fidelidad práctica al “instante igualitario”? Porque coincidimos en que Hemos vivido , vivimos, es vívido un momento de entusiasmo primaveral, de reasunción de la política, de verificar la igualdad. Plasmado en un proceso de inclusión significativo, amplio, contradictorio,. Tener la experiencia presente y reciente de una etapa fuertemente política marcante, promisoria, pendiente, urgente. Pero que se encuentra con una inflexión que no es sólo electoral ( si bien juega una parte importante de efectividad en ese plano que no despreciamos ni esquivamos, sino todo lo contrario: lo asumimos en el marco de todas las disputas hegemónicas que le dan sentido a la mediación electoral, y viceversa) instante igualitario y experiencia histórica real, que comparten las notas que le son propias a lo real: estar en el tiempo, ser limitados en el tiempo, convocar tarea y decisión, intervención y fuerza en la relación de fuerza. Traducirse en continuidad vía la fidelidad a lo que en el instante destelló ,ampliar la secuencia política renovando la fuerza que la permitió. Lo que desde sectores reactivos se menciona intencionadamente como «fin de ciclo», y que tiene visos de profecía auto cumplida, de intención, no lo enfrentamos negando el tiempo, las opciones y los desafíos de la acción política. El momento político igualitario no se extiende sin más en el tiempo por continuidad inercial, sino que es reconvocado, vuelto a desplegar por la capacidad de los actores ara responder a sus desafíos. Vemos que lo que viene no es lo mismo y que va a ser en otras condiciones que los años que pasaron. Nuevas exigencias, necesidad de aprender de lo hecho, capacidad a ser reconducida y nuevamente creada, opción por la originalidad de lo que origina, por ampliar los márgenes de lo logrado y de asumir variedad de escenarios posibles. Estrategia.

10. Sentido de la tarea, subjetivación
Y acá cuestión de fondo ¿cómo hacer que lo que se ha vivido se pueda “subjetivar”? ¿Cómo subjetivar , hacer sujeto y sujetos de la década que pasó, de la experiencia política, del ejercicio de haberse reencontrado con la política como tarea colectiva,¿ Cómo hacer de lo hecho sujeto, de la acción aprendizaje, como transformarlo en una fuerza colectiva que no tiene que ver con la objetividad del poder sino con la subjetivad propia de la política?

11. Tradición, linajes, creación
Buscamos esa manera de posicionar el análisis frente y en el tiempo de la política y de la creación . Desde un espacio como este tenemos un legado y unas tradiciones desde donde pensarlo y con qué hacerlo. También tenemos el desafío de explicitarlo para que otros lo puedan compartir y ponerlo a dialogar con lo que otros actores y sectores proponen , desde tradiciones y lineamientos cercanos o diferentes, confluyendo en una construcción común.

12. Heterogeneidad, transdisciplina, pluralidad, composición
Es desafío de lo Inteligible / transmisible / compartible / practicable , que se articula en la contruccion colectiva del tiempo que viene. Hay que componer, o, combinando “COMPOSIBILITAR”. componer y posibilitar en la tarea de reflexión compartida.