Con el título Iglesia, democracia y opción por los pobres ¿Legado o construcción?, los días 27 y 28 de agosto, se realizó en la ciudad de buenos aires, en Casa Nazaret, el encuentro nacional de actores socio-religiosos y agentes pastorales. Convocados por el Centro Nueva Tierra, distintos lugares del país, con distintos acentos, se buscaron claves colectivas para interrogar las prácticas y proyectos vinculados al ser y hacer iglesia, ampliar la democracia y apostar en lo concreto a la opción por los pobres. Las actividades tuvieron una fuerte impronta de re-encuentro en nuevo momento histórico y desde trayectorias e inquietudes muy diversas. Una de las marcas distintivas de las jornadas fue la búsqueda de denominadores comunes. El desafío para poder volver a conversar y plasmar nuevos compromisos quedo planteado: re-crear un lenguaje compartido y consensuar puntos de partida y horizontes para nuevos recorridos.

El encuentro contó con los aportes de Fortunato Mallimacci (Centro Nueva Tierra, CONICET) y Gustavo Morello (Universidad Católica de Córdoba).

Puntos fuertes de la reflexión:

  • El conjunto referencia diversas procedencias y prácticas en el momento actual: Quienes están vinculados especialmente a dinámicas pastorales, quienes están en el trabajo socio-comunitario, quienes están metidos en la militancia y disputa socio política y política partidaria. La cercanía a los sectores populares indica por donde va la discusión y las exigencias. Cada uno de estos acentos y trayectorias tienen núcleos centrales en el marco del momento que vivimos en el país y en América Latina. ¿En qué medida son transversales a distintos ámbitos y pueden jalonar una construcción colectiva?
  • Se presenta la oportunidad, demanda, necesidad e inquietud de poner en forma una ESPIRITUALIDAD a la altura de la lucha por la vida de nuestros pueblos, de sus logros y conquistas. Nos encontramos en un tiempo donde la práctica y la historia están por delante de nuestra espiritualidad, una que viene de ciclos anteriores y tiene tanta fuerza que aún nos sigue interpelando. Sin embargo, con esa misma fuerza, nos invita construir una mística para estos tiempos.
  • Frente a la profunda dispersión de los actores del campo socio-religioso, el desafío de la articulación cuestiona en  relación a qué tipo de plataforma tenemos que ser capaces de darnos para eso. Los grupos con los que trabajos, los espacio locales y barriales donde estamos, las experiencias que acompañamos tienen una larga historia. Hemos construido presencias, confianzas, conocimientos,  vínculos, instituciones. Un gran capital. Tenemos ahí una gran batalla contra el desperdicio esa experiencia. Aprovecharla significa ponerla en riesgo: no quedarse en la matriz de resistencia y sobrevivencia que las creó cuando hoy están llamadas a sobre-con-vivir. ¿Cómo se articulan las experiencias con la política pública? ¿Cómo pasar la plataforma de lo político y público?
  • En lo político hay un interrogante en torno a la creación  de posicionamiento y la necesidad de encontrar espacios de retroalimentación. Para la corriente de cristianismo con la que nos referenciamos, el vínculo con lo político es fundacional, no es algo nuevo. Lo nuevo, en todo caso, es el escenario: en éste la política reaparece de otro modo y la generación llamada a implicarse es otra. Aparece incluso del desafío del traspaso de una generación a otra. Tenemos ahí un aporte diferencial que hacer. Estamos invitados, incluso, a hacer diferencia en la manera de encarnar ese aporte.


Aporte de Néstor Borri (Centro Nueva Tierra)

[audio:http://www.nuevatierra.org.ar/wp-content/uploads/2010/10/EncuentroAgosto2010_aporteNBorri.wma|titles=Aporte de Néstor Borri (Centro Nueva Tierra)]


Aporte de Ezequiel Silva (Centro Nueva Tierra)

[audio:http://www.nuevatierra.org.ar/wp-content/uploads/2010/10/EncuentroAgosto2010_aporteESilva.wma|titles=Aporte de Ezequiel Silva  (Centro Nueva Tierra)]