El pasado 8 de septiembre el CENTRO NUEVA TIERRA realizó un homenaje  a la Coalición por una Radiodifusión Democrática, espacio colectivo de referentes y organizaciones comprometidas con la democratización de la palabra en todo el país, que tuvo un rol fundamental en la construcción de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, hoy vigente.

La sede del CENTRO NUEVA TIERRA en la Ciudad de Buenos Aires, en donde también se encuentra el Foro Argentino de Radio Comunitarias (FARCO), es lugar de encuentro y trabajo de la Coalición por una Radiodifusión Democrática. Es por eso que el momento central del homenaje consistió en la instalación de placa en la misma casa desde donde se impulsaron los compromisos y se plasmaron conversaciones que dieron lugar a los 21 Puntos por el Derecho a la Comunicación y fueron centrales para la creación de la Ley 26.522.

Jorge Cajaraville, presidente del CENTRO NUEVA TIERRA, reafirmó la intención colectiva de sumar a una «lógica de ampliación de derechos que ha sido siempre la impronta del trabajo del CENTRO en todo el país». Dicho eso, destacó que se busca aportar a «batallas culturales y políticas importanes que se dan en este momento, como la aplicación de la Ley de Servicios de Comunicación Audiovisual, pero también muchas otras que tienen que ver con la ampliación de derechos para todos».

Sebastián Prevotel, coordinador ejecutivo de NUEVA TIERRA, compartió a los presentes que para los miembros de la institución es un orgullo y un privilegio haber sido sede de buena parte de la «cocina de la ley». «Muchas discusiones, ideas, propuestas pasaron por acá y no se quedaron, si no que circularon en todo el país», dijo refiriéndose  a la sintonía del modo de construir de la Coalición de Radiodifusión Democrática con la misión fundacional del CENTRO NUEVA TIERRA: «ser ‘centro’ en el sentido dar un significado y direccionalidad común a conversaciones nacionales que puedan generar cosas, transformar la realidad».

Estuvieron presentes referentes de la Coalición por una Radio Difusión Democrática.  Edgardo Form, gerente general del Instituto Movilizador de Fondos Cooperativos y legislador porteño recientemente electo, expresó que la casa donde se realizó el homenaje tiene «una atmósfera especial que contribuye al diálogo, a la comprensión y a la constricción de consenso». «En el camino de la Coalición aquí se tomaron decisiones muy imporantes, es bueno recordar ese tránsito y darle continuidad a ese espíritu», reconoció.

Sergio Gelman, Secretario Gremial de la Sociedad Argentina de Locutores nucleada en la Confederación Sindical de Trabajadores de los Medios de Comunicación Social de la República Argentina (COSITMECOS), recordó la desisión de sumarse a la Coalición por una Radiodifusión Democrática: «Entendimos en su momento que no bastaba solamente con la lucha sectorial, con reinvindicaiones laborales o profesionalse si no que había que  ir más allá, conquistar nuevas leyes para la democracia». También remarcó: «Pudimos salir y plasmar en hechos, reivindicaciones y consquistas que hoy están en un libro que se llama ley 26522, pero  debemos seguir la lucha para su total aplicación»

Néstor Busso, Presidente de FARCO, agradeció al CENTRO NEUVA TIERRA por la confianza brindada desde el comienzo, garantizando un lugar y acompañando el proyecto del Foro de Radios Comunitarias vienen jugando un rol importane en la disputa por la democratización de la palabra en Argentina. «El CENTRO NUEVA TIERRA fue cómplice de esa construcció -muy desde abajo- de lo que hoy es algo pendiente: la Ley de Servicios de Comunicación Audivisual que logramos conquistar sigue siendo algo pendiente, sigue siendo un tema para militar, para trabjar para que se aplique», remató.

Desafíos presentes

El homenaje se dió en el marco del ciclo de convescioens y debates Tiempo de Apuestas, convocado por el  CENTRO NUEVA TIERRA en su sede. Al acto le siguió una ronda de debate con Néstor Busso, quien además es presidente del Consejo Federal de Comunicación Audiovisual. Busso se refirió al camino que llevó a la aprobación de la llamada «Ley de Medios» y a los principales desafíos del momento actual: «la ley tiene un eje central, un punto de partida fundamental: considerar la comunicación como un derecho humano». «Eso que parece una cosa obvia es un cambio fundamental en la legislación argentina, que consideraba la comunicación una simple actividad comercial, y en la legilacion del mundo, porque no está tan claro en ninguna ley del mundo que la comunicaicón es un derecho humano para todas las personas», aportó.  «A partir de ahí se establece la función del Estado en materia de comunciación, garantizar el derecho a la comunicación como un «paraguas» de una multiplicidad de derechos», concluyó el presidente de FARCO y vicepresidente de la Asociación Latinoamericana de Educación Radiofónica.

En relación a los retos de los tiempos próximos, Busso remarcó la vigencia de la ley pero también la necesidad de participación y compromiso para su total aplicación: «Los 21 Puntos por el Derecho a la Comunicación eran unas demandas que paracían utopías implosible» y sin embargo se «avanzamó más allá de corelación de fuerzas reales». Consideró que «mirando a largo plazo,  hay que pensar en efectivamente en multiplicar las voces que surgen de las organziaiones populares». A su vez, invitó a continuar el camino de construcción y la lucha rescatando uno de los principales fuertes del trabajo de la Coalición por una Radiodifusión Democrática: «Construyendo fuerza social y movilización popular».