Memoria / Verdad / Justicia – Para cuidar los derechos

Memoria / Verdad / Justicia – Para cuidar los derechos

Para cuidar los derechos, defender la democracia y permanecer alertas   En los 40 años transcurridos desde  el golpe cívico-militar de 1976 atravesamos como pueblo distintas intemperies y reencuentros, con momentos de desierto, pero que han sido siempre de gran fecundidad. Aprendimos. A mirar la historia conjugando dolor y alegría, indignación y audacia. Trayendo pasado y futuro al presente, proyectando la vida. Asumiendo la tarea de buscar en cada huella signos y sentidos que permiten reconstruir la verdad. Y a sostener la presencia de nuestros 30 mil desaparecidos/as. Sus luchas, sueños y proyectos siguen siendo inspiración, compromiso y horizonte. La memoria no cesa, y continúa ampliando conciencias, obstinada en su capacidad de recordar y no olvidar. Ella misma deja al descubierto que el mayor acto de justicia no han sido sólo los juicios a los culpables. Hay justicia cuando una sociedad puede hacerse cargo, de manera imperfecta pero concreta, del cuidado de esa memoria. El compromiso con la memoria exige asumir hoy, en esta coyuntura social, política y económica, la comprensión histórica del presente. Momento de exigencia que no puede separarse del posicionamiento en torno a la interpretación de la etapa dictatorial y de las más de tres décadas de democracia que celebramos. Después de largos años de luchas –y luego políticas– de memoria, verdad y justicia,  con pasos y pisos significativos de consenso social para la condena de crímenes de lesa humanidad;somos testigos del refuerzo en las conversaciones cotidianas de versiones de la historia maniqueas  –como la teoría de los dos demonios– y superficiales –en forma de efemérides que corren el riesgo de omitir o subvalorar los vínculos de la...
Ante el balotaje: tomamos partido. Hay mucho en juego

Ante el balotaje: tomamos partido. Hay mucho en juego

Todo momento decisivo es también un momento de recapitulación. Vemos los procesos vividos en estos años, las políticas públicas implementadas, los múltiples conflictos y las muchas contradicciones como fruto de distintos factores y actores. Pero no dejamos de ver en el centro de todo este camino el protagonismo y las construcciones de una parte muy importante de nuestra sociedad en su esfuerzo de reconocerse como pueblo. Lo que vivimos es expresión y consecuencia de un camino colectivo para construir una democracia con inclusión, igualdad y justicia social. Interpretamos estos doce años con esta perspectiva social amplia. Pero lo hacemos sin basismos simplistas ni explicaciones lineales, y por eso reconocemos también la importancia fundamental de líderes y dirigencias que se han jugado con lucidez en los momentos de definición. Representantes y conducciones que valientemente han contribuido a que demos pasos que en otros momentos parecían o inimaginables o totalmente utópicos. Hombres y mujeres concretos que, desde su limitación y sus convicciones, han sido políticos responsables ante su pueblo. Y también reconocemos las mediaciones institucionales, partidarias, estatales, ideológicas, con nombre propio, con historia real, con las que se realizan estas construcciones. Con esta perspectiva acompañamos, desde nuestro lugar y con nuestras posibilidades, opciones que, por su propia naturaleza histórica y social, por su escala y su importancia, no son ni pueden ser puras ni perfectas. Pero que justamente por eso son reales, encarnadas, limitadas: por eso mismo y sólo así es que crearon y crean momentos y espacios de dignidad y emancipación, han sido y son concretamente liberadoras y ampliamente democráticas. En estos días, traemos –y llamamos a traer– en todos los ámbitos...

Palabras y silencios al día

No es fácil intervenir en esta coyuntura. Cualquier palabra que se pone en juego, es capturada por un río de expresiones y se encauza en una escena que tiene como horizonte justamente esto: impedir toda significación. Aun así, y siendo que también el silencio está capturado, poner una palabra sigue siendo un desafío. Quizás un modo posible es decir una palabra decidida y definidamente limitada, poco óptima, en sus alcances y en su tema incluso. Allí donde el hablar “para todos” está tomado en gran medida por esa pedagogía de embrutecimiento que el periodismo lidera pero en la que tiene compañía -y no sólo del lado de las derechas-, decir algo que quizás no llegue a todos, pero sí a algunos, incluso unos pocos, puede ser un camino a explorar.   Polvo al polvo: política a la política, democracia a la democracia Es miércoles de ceniza. Día religioso, que toma un aspecto de la religión con poco rating: la penitencia. Ese lado oscuro de la religión con el que nadie simpatiza. El discurso, los temas y los actores religiosos gozan en este tiempo, sin embargo, de cierto raro prestigio o adhesión en la opinión pública argentina, y en los corrillos políticos. Ya sea por su influencia en algunos sectores de la población, ya sea por su peso en círculos de poder, ya sea porque un Papa argentino lo ha vuelto vistoso. Aun así, el discurso religioso o bien tiene poco que decir, o lo que dice es reaccionario, de hecho o de derecho. Es miércoles de ceniza. Termina el carnaval. Inicia el período de cuaresma. ¿A quién le dice...
Recordando a Angelelli: 38 años

Recordando a Angelelli: 38 años

Justicia par Angelelli – Justicia para los pobres La memoria del martirio de Angelelli ha sido sin interrupción en estos 38 años, y en este nuevo aniversario con la verdad develada, celebramos también que aunque lenta, la JUSTICIA, que él mismo proclamó y defendió, llega. Como siempre y como novedad seguimos celebrando: Su mensaje, sus opciones, su profecía, Sus palabras valientes y su gestos de ternuras. Su cayado de pastor y su cercanía de Hermano nos siguen invitando hoy a estar en el camino de la JUSTICIA que exige VERDAD, y de la que AMPLIA DERECHOS. De la JUSTICIA que devuelve IDENTIDAD y de la que reclama IGUALDAD y CREA posibilidades reales de vivir y soñar con más vida para todos y todas. Enrique Angelelli Testigo de la Justicia y Profeta de los pobres camina con nosotros Centro Nueva Tierra / 4 de agosto de...
Justicia para Angelelli, justicia para los pobres

Justicia para Angelelli, justicia para los pobres

Conocida la sentencia del juicio oral por el asesinato de Enrique Angelelli, damos la bienvenida a la largamente esperada justicia. De la mano de la memoria y la verdad. Ahora ya sin el silencio prudente de la Iglesia, la lenta justicia avanza confirmando la verdad que siempre sostuvo el pueblo. La esperanza sin desvelos ve asomar sin fingimientos el alba. Será verdad para todos, no murió de accidente, le quitaron la vida, y paradojalmente ha seguido vivo, vigente palpitante en cada: – palabra entusiasmada y profética – opción por los mas pobres, – decisión por más vida y libertad – reclamo de dignidad e inclusión, – esfuerzo de entender el tiempo y la cultura – gesto de cercanía y fraternal amor – signo liberador de comunión eclesial En cada ENCUENTRO que revive la memoria y la potencia creadora de los que siguen a Jesús, comulgan con su causa y encarnan en el hoy de la historia su proyecto. Los compañeros participantes de los Seminarios de Formación Teológica; las Comunidades Eclesiales de Base; los Curas en la Opción por los Pobres; los hermanos metodistas, luteranos y de otras Iglesias Reformadas; las Comunidades religiosas insertas en Medios Populares (CRIMPO); la Confar; los obispos Novak, De Nevares y Hesayne; tantas y tantos QUE NOS HICIMOS Y NOS SOÑAMOS Y LUCHAMOS EN LA ESPERA ESPERANZADA DE UN DÍA DE JUSTICIA PARA ENRIQUE ANGELELLI. Anduvimos… y el día llegó nomás. Y hay que seguir. Pero también celebrar. Tiempo de justicia para Monseñor Angelelli: pastor, poeta, profeta. De él las generaciones recordarán su mansedumbre, su luz, su justicia y su sonrisa. Equipo Centro Nueva...
Continuidad para las apuestas

Continuidad para las apuestas

Logros. Pendientes. Contradicciones. Esperanza. Tareas en camino. Escenarios en movimiento, tan interesantes como exigentes y complejos. Continuidades de largo plazo –conquistas, actores, procesos sociales y proyectos políticos– que no están garantizadas: Necesitan decisión. Reclaman imaginación y reinvención. Nuevos protagonistas. Otras palabras. En un contexto nacional, latinoamericano y mundial con aire nuevo y grandes desafíos; volvemos a publicar de manera regular el boletín que desde 1989 es un servicio para grupos y organizaciones de todo el país. Retomamos una continuidad y proponemos una nueva, poniendo en diálogo temas históricos con nuevas preguntas. Color. Imagen. Información y sentido. Nuevas lógicas y soportes para los intercambios. El Boletín Nueva Tierra que aquí retomamos será publicado especialmente sobre soporte digital, disponible vía suscripción electrónica y en nuestro nuevo sitio web todos los meses. En tiempos de mucha circulación de información y opinión, asumimos el desafío de construir una comunicación con hondura y espesor. Reponer el valor de la palabra en sintonía con el compromiso social, político y solidario de muchos por un país (y una América Latina) para todos. Una búsqueda que en soledad no es posible ni tiene sentido. Por eso los invitamos a estar cerca y sumarse, a contar con este Boletín como espacio, canal e insumo. Opción por los pobres. Democracia. Memoria. Justicia social. Temas y banderas con historia que tienen un presente. Y caras nuevas. Retomamos la publicación en el mes del 40º aniversario del asesinato de Carlos Múgica, testimonio y símbolo de un compromiso con estos temas que aporta significado para las luchas por la inclusión hoy. Y lo hace la mano de miles de jóvenes en todo...

Pin It on Pinterest