Entrevista con Fortunato Mllimaci

El proyecto de ley sobre libertad religiosa está produciendo algunas controversias. Es por esto que el sociólogo e investigador Fortunato Mallimaci fue entrevistado el viernes 30 de junio en#RadioConcepto FM 95.5.

Según Mallimaci, esta nueva ley daría mucho más poder a grupos religiosos que a las libertades individuales de conciencia y pensamiento, por cuatro razones que enumera. Por el momento el proyecto sólo tuvo una sesión en diputados, y para fines de julio – principios de agosto se retomaría la discusión.

En primer lugar, el proyecto habría sido consensuado con los principales dirigentes religiosos de la Argentina, dejando de lado a múltiples actores sociales, con distintas ideas sobre la libertad y sobre la religión.

En segundo lugar, esta ley “Sigue reproduciendo algo que me parece que la mayoría de los argentinos debemos transformar: que la iglesia católica siga con los mismos privilegios”, sostuvo Mallimaci. En la misma línea, explicó: “Todos aquellos temas que tienen que ver con su inscripción, subsidios obispos, seminaristas, las jubilaciones de privilegio, el hecho de ser institución de bien público; de todo ello no se toca absolutamente nada”.

Como tercera razón, expuso el hecho de que otros grupos religiosos, sobre todo del mundo evangélico, querrán tener las mismas posibilidades que tiene la iglesia católica.

Y en cuarto lugar, Mallimaci dijo que “En el tema de objeción de conciencia, el cual se hace sobre todos los temas habidos y por haber, esos grupos religiosos les tienen que decir a sus propios miembros que no cumplan las leyes que amplían derechos al conjunto de los argentinos, si ellos están en contra”.

En relación a todo ello, Fortunato sostuvo: “Es un retroceso enorme sobre el tema de la libertad personal, individual”.

Consultado por si esta nueva ley significaría un incremento del presupuesto, para otorgar a otros credos los mismos beneficios que obtiene la iglesia católica, Mallimaci explicó que en principio el presupuesto de culto pertenece exclusivamente a la iglesia católica, y no será modificado. Lo que sí sucedería es que se amplíen algunas normas. Por ejemplo, la de exención impositiva sobre servicios y sobre sus propios templos. En ese momento de la entrevista, el sociólogo reflexionó: “¿Por qué ellos y no otros grupos de la sociedad civil?”.

“Esta ley debe ser discutida por el conjunto de la sociedad: personas ateas, agnósticas; religiosas o no religiosas. No es una ley para los religiosos, ni para beneficiar a las instituciones religiosas”, concluyó Fortunato Mallimaci.

Entrevista completa: Click acá

*****

Imagen: Fortunato Mallimaci junto a Leonardo Boff, el 06 de mayo de 2017, en el encuentro organizado por Centro Nueva Tierra en Buenos Aires, denominado “Conversación sobre estrategias de construcción popular en la coyuntura actual de América Latina y Argentina”.

Pin It on Pinterest

Share This